Return to Andrés Felipe Vargas Heredia y Jeff Maxwell

La construcción de la comunidad hispana de Hartford: Un proceso social en transición

La construcción de la comunidad en Hartford es un proceso social que está cambiando constantemente. La idea de una sola comunidad hartfordense es una romanticización que ignora las fuerzas que constantemente están compitiendo por la hegemonía política y económica. Teniendo en cuenta siempre el objetivo de innovar en sus repertorios, tener más recursos y obtener capital simbólico, estas comunidades existentes bajo la idea romanticizada de “una sola comunidad”, no siempre están en armonía. Existen constantes desacuerdos entre la misma comunidad hispana, muchas veces siendo las diferentes nacionalidades el promotor de estas discordias. Es por eso que el proceso de la construcción de la comunidad hartfordense es como un guión que se escribe una y otra vez, con cambios de actores principales y actores secundarios (Anthony hablando acerca del respeto). Ciertos actores que participan en la construcción de la comunidad tienen más tiempo en el escenario que otros dependiendo del contexto histórico. Hasta el momento no ha sido posible crear un producto final de una sola comunidad, o “Comunidad”, conviviendo en armonía, pues esta idea solo se presenta como utópica en la actualidad. El acción de nombrar una ciudad como Hartford con un título como “una sola comunidad” o “un solo pueblo” borra completamente la diferencia entre los sistemas, e ignora las luchas que dan tanto significado a las experiencias de las múltiples comunidades que existen en Hartford.

Mientras que las diferentes comunidades hispanas de Hartford comparten espacios y mezclan sus repertorios, creando una hibridez de culturas, tradiciones y razas (y as lograr estar más cerca del centro de poder) son también ellas las que afirman su diferencia cultural para que puedan desafiar al discurso oficial (Victor hablando acerca de la separación hispana. ). Esta afirmación de su diferencia cultural establece una presencia en el polisistema, la cual aumenta su capital político. Hay muchos argumentos en cuanto a la manera más efectiva de acercarse al centro de poder. En una conversación con Anthony de “Hip Hop Barbers”, este habló de la importancia de respetar, y algunas veces adoptar los ritos y tradiciones de la cultura dominante para así integrarse. Anthony cree que los puertorriqueños tienen que respetar las leyes para fomentar un respeto mutuo entre la policía de Hartford y los ciudadanos (Anthony hablando acerca de la policia hartforense). A través de actuar la cultura dominante los puertorriqueños y otros grupos étnicos intentan caber dentro del discurso oficial. Sin embargo, hay un problema con este esfuerzo de acercarse al centro de poder en el polisistema: es relativamente fácil desaparecer como una comunidad o cultura, cuando se está en la periferia, pues esta cultura no tiene el poder suficiente para sobresalir y predominar, así que debe terminar por reclamar su identidad en otra comunidad más cercana al centro de poder.

En su artículo “Hartford Latino, un solo pueblo” Medardo Arias Satizábal demuestra el peligro de borrar las identidades de diferentes grupos hispanos y cómo esto puede limitar su acceso político. Él dice, “En los Estados Unidos, particularmente en Connecticut, la convivencia de diferentes culturas hispanas, permite mezclar las maneras de hablar, las jergas, los dichos regionales”. La realidad es que las diferentes comunidades tienen sus propias herramientas para navegar en el polisistema, y sus propias necesidades para asegurar su representación en la política. Cuando se ignoran las diferencias entre ellas se crea una falta de representación en la política del polisistema que es controlada por la cultura dominante. Sin representación y recursos esenciales el sistema (o microsistema) no puede funcionar dentro del polisistema. Por eso, Hartford sufre de muchos problemas con las pandillas. En efecto, las pandillas existen afuera del polisistema oficial y se convierten en la cultura dominante para obtener poder y recursos. Se convierten en lo que se conoce como la economía informal. (Santa habla de la violencia en hartford).

Por lo tanto, hay comunidades que existen en múltiples niveles de Hartford. Mejor dicho, Hartford es un polisistema sumamente complejo. La presencia de sistemas no oficiales muestra que las necesidades de los sistemas en la periferia no son reunidas, y el hecho de que hay una lucha entre los sistemas por los recursos en la ciudad (Anthony habla acerca de las pandillas).

El espacio de la calle Park en Hartford da a entender la dinámica social de la presencia hispana, ya que es muy notoria. Es necesario reconocer cada grupo étnico como un sistema en sí mismo para darse cuenta de la complejidad de la jerarquía social y los papeles individuales que juegan los grupos étnicos en el proceso de la construcción de la Comunidad. En la calle Park la accion de compartir el espacio es un ejemplo de la solidaridad entre los grupos étnicos, que es muy importante para entrar en la política de Hartford. A la vez, hay competencia entre sistemas y entre individuos del mismo sistema. Anthony de “Hip Hop Barbers” destaca la necesidad de solidaridad en vez de competición (Anthony hablando de la solidaridad en su comunidad). Sin embargo, la construcción de la Comunidad de Hartford es una lucha por el dominio y acceso a los recursos que controla la cultura dominante. Es una lucha muy compleja que presenta ejemplos de solidaridad y competencia.

Leave a Reply