Return to Krystyna y Natasha

La Comunidad Latina en Hartford y la Identidad Cultural

 

Para los estudiantes de Trinity College,  la Calle Park es una frontera poco cruzada. Aunque queda a unas cuadras del campus en una sección urbana de Hartford, pocos estudiantes se atreven salir para conocer este mundo más allá. Realmente es otro mundo; de hecho, la Calle Park forma el centro del barrio latino en la ciudad. Es una calle bien conocida que atrae a gente hispana de todas partes de los Estados Unidos que quieren aprovechar de sus ricos productos y servicios latinos. Saliendo un día por esta parte, tuvimos la suerte de hablar con Juan, un dueño de un restaurante puertorriqueño. Contando su experiencia de vivir en Hartford como latino, nos dio una entrada a la comunidad hispana permitiéndonos a entender cómo se construye esa comunidad, y como se va cambiando aún. comp-1-audio-1

Entrando en el local, saludamos a Juan y nos sentamos en una mesita. Aunque nos gustó su invitación para algunos antojitos, elegimos posponer por el momento los sabores de la isla y seguir con la entrevista. Juan nos contó que lleva 34 años en Hartford, efectivamente toda su vida. Nació en Hartford, y se crió a unas cuadras de la Calle Park. Por pasar tanto tiempo en este barrio donde su familia ha tenido por tantos años su negocio, corriendo como chico por las calles cercanas, dice que se siente parte de una comunidad. Los vecinos de esta parte se conocen, y se cuidan unos a otros en un espíritu altruista. Hay un nivel de confianza entre ellos por haber compartido un espacio y desarrollado unas relaciones bastante estrechas y personales. Al contrario, Juan admite que los empresarios de esta parte Sur de la Calle Park no conocen muy bien a los que viven y trabajan más arriba, que demuestra la importancia del territorio en la formación de la comunidad.

La comunidad en la cual se mueve Juan es primeramente definida por su vinculación con su restaurante. Como un dueño de este lugar, él pertenece a la organización de comerciantes hispanos, o SAMA (Spanish-American Merchants Association). Es una institución que une a los empresarios en la Calle Park y otros barrios latinos, y permitiéndoles tomar decisiones sobre el desarrollo económico de la comunidad. Ofrecen talleres y préstamos para nuevos empresarios, y además hacen programas para el vecindario. Siendo involucrado en este grupo, Juan siente que tiene una voz que le da el poder de tomar decisiones en su negocio y comunidad con respeto al gasto e inversión de dinero o becas. Ya que no está viviendo en Hartford sino en la zona residencial de Wethersfield, no puede votar ni participar en la política local aunque afecta mucho a su negocio. comp1-audio-2

Si bien Juan es de una familia puertorriqueña, no está activo en organizaciones que proclaman una identidad específica de nacionalidades, como existen para mexicanos o peruanos, sino unas ampliamente “latinas”. En cuanto a organizaciones culturales, Juan pertenece a una fraternidad que se llama Lambda Theta Phi Latin Fraternity, Incorporated y está bien activa en la comunidad latina. Entró en este grupo mientras estudiando en Central Connecticut State University, y ahora sigue siendo involucrado en varias campañas y acciones que se organizan, como la recolección de mochilas para estudiantes.

Una idea clave de lo que dice Juan es que el compromiso personal en la comunidad es lo que más lleva poder e influencia. Mientras no es un individuo influyente situado en una red de conexiones políticas o encabezando instituciones en la comunidad, por tener su negocio tan visible en la comunidad de la Calle Park, y vinculaciones con instituciones Hispanas como SAMA y su fraternidad, tiene buenas relaciones con los vecinos y por lo tanto una medida de control sobre lo que pasa en su entorno. En su libro, José Cruz  habla del uso de identidad como un factor para el logro de necesidades especificas de la comunidad latina. Los puertorriqueños se involucraron en la política local manifestando sus raíces étnicas y sus necesidades particulares que efectuaban a los puertorriqueños como un grupo étnico. Es interesante ver que Juan entiende claramente que para tener el acceso al poder para iniciar cambio hay que ser un miembro que participa activamente en la comunidad.

Esta diversidad de etnicidades en Hartford es un fenómeno bastante reciente. Según Juan cuando él era niño, la mayoría de los hispanohablantes en Hartford eran boricuas. Por lo tanto, hasta ese punto no se podía hablar de una diversidad de “hispanidades”, no existía el “ser latino”.  Juan nació con esta “latinidad”, pero dice que efectivamente se puede aprender este “repertorio”, o reglas de actuar y comunicar entre la comunidad latina. En esto cabe un conjunto de costumbres o “productos” que comparten entre ellos la gente hispana que incluye la comida, la música y por supuesto, el lenguaje. Sin embargo hay algunas diferencias, como en nombres o modismos. El “Mondongo” de los puertorriqueños es el “Menudo” de los mexicanos, pero este encuentro de culturas es exactamente lo que permite la heterogeneidad y hace flexible la estructura de la comunidad, ofreciendo posibilidades de evolución. Juan “consumió” los productos lingüísticos de las culturas inmigrantes, y esa adaptación de vocabulario le permite servir a las otras comunidades étnicas que vienen a su restaurante. comp1-audio-3

Esto nos acuerda de un conflicto básico en la joven política puertorriqueña en Hartford: el asunto de calificación y etnicidad. Era una prioridad para ellos tener una representación puertorriqueña en la política, por lo tanto apoyaban a los candidatos de su propia etnicidad. Sin embargo, el hecho de ser boricua no siempre fue en par con ser un buen político. Vemos, pues, que Juan está situado en una red de comunidades, o sistemas, aquí en su comunidad Hartfordense. Su identidad como empresario lo incluye en una organización de negocios, que le da influencia en su entorno inmediato en la Calle Park y entre el barrio hispano. También esta comunidad es parte del sistema más grande que incluye a los latinos del toda la Calle Park, y por consiguiente parte de Hartford que es una comunidad más amplia de varias diferentes nacionalidades. En conclusión, explorando la Calle Park definitivamente nos dio la oportunidad de ver de primera experiencia, cómo Hartford está cambiando de una comunidad predominantemente puertorriqueña a una más diversa y global.

Leave a Reply