Return to Jahns’ Blog

Ciudadanos y los que no son Ciudadanos !

En entrevistar esta semana los ciudadanos y los que no son ciudadanos, me di cuenta de el poder que la ciudadanía tiene en determinar la clase de experiencia de la cual el inmigrante tiene o va a tener en los EEUU. Este estatus de ser ciudadano, residente, o indocumentado viene con ciertos privilegios o la falta de privilegios que contribuyen la integración del inmigrante en el sistema americano, que a su vez, expresa sus puntos de vista contrastantes sobre la inmigración, la asimilación, y el estado. Estos valores determinan la forma en que los inmigrantes puedan expresar sus identidades y cómo interactúan con el resto de la comunidad latina. Es interesante observar la cantidad de poder que le asignamos a un pedazo de papel, un documento que le da ciertos derechos a una persona, una construcción social de lo que se significa ser estadounidense.

Maria, una residente de los EEUU describe su vida en términos de su estatus y revela por qué ella se va a convertir pronto en una ciudadana. En hablando con su abogado, ella me dijo que el problema de ser residente en los EEUU es que las autoridades le pueden quitar su residencia y si ella comete un error o y si ella un dia llega a estar involucrada en algo que no hizo. Para ella, la ciudadanía es protección antes estas cosas y también para no preocuparse que la pueden votar de el estado por cualquier razón. Pero para ella, su razón mas importante en cambiar su estatus es para sus hijos, para nunca separarse de ellos.

En terminos de asimilación, los inmigrantes deciden el nivel o grado de integración en el sistema americano. Para María, que describe esta integración basada en la edad basándose en su propia experiencia y la experiencia de sus hijos. Para ella, la edad empezando a un ano a cuatro anos significa que el niño se considera a sí mismo de América debido a que su infancia transcurre en los Estados Unidos. Las edades de 5 y hasta arriba tienen un tiempo más difícil y porque están entre dos mundos. Para la generación mayor, que son los que más dificultades tienen, porque este país no es realmente para ellos después de haber vivido tantos años en su países. Ella aporta puntos de interés, porque demuestra que la comprensión de que los jóvenes aquí tienen una conexión más profunda a la cultura americana sobre la base de muchas cosas. La educación, la escuela, la música, los amigos y lo mas jóvenes que vienen aquí juegan un papel muy importante en su adaptación exitosa o la integración a la cultura americana y puede ser visto como positivo a pesar de que los conflictos con los padres porque no pueden realmente relacionarse. Para María, aunque ella ha elegido en convertirse en una ciudadana, ella un día planea en regresar a su país, demostrando sus profundos vínculos transnacionales y su amor por su país, la historia para muchos inmigrantes de la generación mas antigua.

En términos de inmigración, María entiende y me dio una descripción útil de la vida de un inmigrante ilegal aquí en los EEUU. Para ella, aunque su situación es mejor que el de el ilegal, ella no juzga y siente pena por ellos. Dice que siente lástima por ellos porque vienen aquí y trabajan y, sin embargo no son recibidos y son criticados constantemente. Ella me dice que debemos comprender porque no pueden regresar a sus países. Por no tener papeles no tienen el privilegio de subir a un avión, visitar a sus familias, y poder volver a trabajar, lo que sugiere otra posible razón para Maria querer convertirse en una ciudadana. En cuanto a la doble ciudadanía, María puede ir libremente a su país sin temor o preocupación. Ella también me dice que los inmigrantes ilegales son muy internos y muy a sí mismos a causa de su paranoia de ser descubiertos. Ellos sufren en términos de la reubicación y el constante movimiento, debido a las redadas y ser perseguidos. También dice que sufren por el aislamiento de la comunidad hispana, así debido a que muchos se preocupan por asociarse con ellos y por ella ser un residente, ha sido advertida por muchos de sus amigos a no relacionarse con los inmigrantes ilegales demasiado porque la policía podría pensar que ella estaba involucrada en traerlos aquí. Ella muestra simpatía diciendo que no es justo que las autoridades los persiguen y los sacan de sus casas o lugar de trabajo cuando muchos de ellos trabajan muy duro y por ese trabajo duro, dar a sus hijos la capacidad de convertirse en profesionales. Esto pone de manifiesto el conflicto dentro de las familias. Las leyes de 1996, tienen leyes confusas para muchos que en realidad no presenta la actual atención a la dinámica familiar y constantemente tiene a cada persona en la familias confundidas en su estatus y es triste porque su única opción es adaptares a ellos y tratar de sobrevivir. María muestra este entendimiento con la descripción de que los legisladores destruye a la familia en lugar de apoyar el núcleo familiar.

Los pensamientos de los Puertorriqueños para María es un poco contradictorio. Ella cree que los Puertorriqueños creen que son diferentes por tener la ventaja de ser ciudadanos de los EEUU. Pero, a la misma ves ella cree que ese derecho es justo por su pasado y historia en conexión con la explotación de la isla por los EEUU.  Gracias a ellos los latinos están ocupando posiciones altas en el gobierno y ella demuestra que ellos han podido pelear por los derechos de los inmigrantes. Es un poco de doble cara. Este punto es demostrado cuando yo le pregunto de la imagen de el puertorriqueño en los EEUU. La imagen para ella de el Puertorriqueño es que los puertorriqueños no aprovechan nada, ni el estudio, en comparación de los inmigrantes de los otros países que tratan de tomar ventaja a lo máximo de todas las oportunidad de superarse. Muchos de los puertorriqueños para ella, usan el estado, con el cheque y viven así. No les gusta trabajar, las mujeres tienen hijos de distintos hombres. Lo que es importante señalar es cómo los inmigrantes crean una visión del puertorriqueño como un grupo que no toma ventaja de las oportunidades que se les presentan. También es interesante ver cómo esa imagen, que es bastante frecuente en Chicago, ha viajado y se transformado aquí en Hartford.

El punto de vista opuesto, el de una mujer puertorriqueña que trabaja como gerente en Mather es muy útil en la perspectiva de discernir el puertorriqueño. Cuando se habla de inmigrantes, se puso muy asertiva. Ella dice que, básicamente, muchos son perezosos y que lo tienen más fácil cuando en realidad están haciéndolo más difícil en sí mismos. Para ella, la educación es bastante fácil en obtener aquí, pero ella dice que los inmigrantes no se aprovechan de estos establecimientos, porque buscan empleos de salario mínimo, donde creen que es rápida y fácil. Ella reconoce que, como ciudadana, que tiene más oportunidades, especialmente cuando se aplican a becas y ayudas financieras del Estado, frente a un inmigrante ilegal que tiene que hacer todo bajo la mesa. Los inmigrantes para ella, son los trabajadores y trabajan duro por su dinero, pero reconoce su condición injusta y cree que deberían de hacer cerca la misma cantidad de dinero que los ciudadanos están haciendo. Reconoce las divisiones entre la comunidad latina entre los ciudadanos y no ciudadanos sobre la base de la vida económica, y un complejo de superioridad que se desarrolla cuando algunos llegan a ser exitosos, pensando que son mejores que otros. Al explicar acerca de su condición de ciudadana ella dijo que tenía derecho a su ciudadanía y poderosamente describió que Puerto Rico había luchado por sus derechas. Se debe destacar que su visión es la de una ciudadana educada que se siente con derecho a esa condición. Su identidad se compara con muchos puertorriqueños que creen que tienen derecho a su ciudadanía debido a la historia de puertorico y una identidad que difiere mucho de la de otros inmigrantes que tienen una experiencia totalmente diferente.

En conclusión, la ciudadanía es más complicada de lo que parece. Es compleja y contribuye a la experiencia de los inmigrantes aquí en los Estados Unidos. Hemos visto la perspectiva del ciudadano, el residente, y el inmigrante ilegal y podemos encontrar temas comunes en todos ellos como una necesidad de adaptación para sobrevivir. Por supuesto, el grado varía, pero un cierto nivel se necesita cuando llegan aquí. Edad, tiempo de cuando vinieron aquí, la generación, y los valores contribuyen a esa experiencia. Algunos vienen aquí a trabajar y no están preocupados por su estatus, debido a sus conexiones transnacionales a su país de origen, pero otros vienen aquí a realizar sus sueños de educarse y tener el resto de su familia aquí. Todas estas experiencias diferentes subrayan la idea de que los ciudadanos y no ciudadanos difieren en su situación, ellos también comparten más de lo que realmente queremos realizar.

Maria Intrevista

Puertoriquena

Leave a Reply