Return to Pollock and Key

Educación Bilinigue

La educación bilingüe

La educación es una ventana al mundo. Mucho de lo que determina la educación que uno recibe depende de la ciudad o pueblo, la clase social, el dinero que tienen las escuelas, y las jerarquías del poder que existen en estos lugares. En teoría, en los estados unidos la educación es un derecho fundamental para todas las personas; sin embargo, todavía existe una brecha grande en las calidades de educación. Muchas veces en barrios donde viven muchos inmigrantes la cuestión de la lengua y cómo afectaría el sistema de educación aparece, creando un debate enorme. La cuestión de la educación bilingüe versus emersión entera se presenta en estos casos. Por estos inmigrantes, la preservación de su idioma es crucial para la identidad. En una manera, la abstracción de quedar su propio idioma les ofrece un cierto tipo de poder dentro de su comunidad, proveyéndoles un tipo de capital simbólico. También, a muchos esta educación bilingüe en que hablan sus propios lenguajes es la mejor manera de aprender. Por el otro lado, ingles es una herramienta clave para el acceso a las oportunidades socioeconómicas y la participación en la cultura. Además de esto, hay mucha critica de la educación bilingüe que tiene que ver con la cuestión de cuanta cuestan estos programas y el concepto americano del destino manifestó. Es claro que el sistema de educación necesita un equilibrio para aumentar y mejorar las oportunidades por los inmigrantes.
¿Cuál es la meta de la educación? Esta pregunta es útil en la discusión de la educación bilingüe y su rol en el desarrollo de los estudiantes hispánicos. En una conversación que tuvimos en Park Street con una madre de un estudiante de Hartford, ella nos dijo que la meta más importante para su hijo es que consiga el acceso al empleo y mejorar sus oportunidades para avance social. También hay otra vista de los expertos de la educación que entienden la educación como importante en la creación de una comunidad, la acumulación de la capital social y las interacciones sociales. La educación bilingüe provee esos dos deseos. En una vista más especifico de las metas de la educación bilingüe en un sistema escolar particular, las que se presentaron por el sistema de California en 1976 eran el ensenando de lenguaje, el promoviendo de relaciones interculturales positivas, y aumentando el desarrollo académico y cognitivo; y estas metas pueden estar en un continuum (Gándara 340). Entonces, se puede ver que la educación, más específicamente la educación bilingüe, es más que solo un aprendiendo de libros de textos.
El problema por los estudiantes inmigrantes es la falta de apoyo social en sus barrios. Como describe en “The Schooling of Latino Children” de Luis C. Moll y Richard Ruiz, la población de mexicanos en Los Angeles, por los factores sociales y económicas, se queda “permanentemente” en el estatus de la clase baja. Esto implica que sus oportunidades por la educación son limitadas porque falta la comprensión de los dos idiomas. Esta barrera es cíclica; los estudiantes no pueden aprender, dejan de estudiar, y se quedan en la pobreza. Además de esta falta de apoyo es un tipo de violencia estructural inherente en nuestra sociedad que tiene que ver con la cuestión del lenguaje. En los estudios de lingüísticos antro-políticos, es evidente que las maneras en que Latinos hablen ingles y español no pueden ser separados de la realidad de su posición socioeconómica y política. Muchas veces hay un discurso dominante que asocia los Latinos que son de la clase obrera y que hablan español con pobreza y el fracaso académico; entonces, esto les define a sus hijos bilingües como menos competentes en inteligencia (Zentella 322). También, hay discurso discriminado inherente dentro del sistema de educación bilingüe. Muestra un sentimiento de “lenguaje como un problema” no como un recurso (Gandara 341). Crea el sentimiento y la idea que hay lenguajes inferiores; en este caso, es español.
Además de las limitaciones en el sistema, en muchos casos los estudiantes no están recibiendo la ayuda de la familia. Este problema es importante en el contexto del idioma, pero en una perspectiva más amplia también. Hablamos con Luis Huerta de Mi Casa Cultural Center en Park Street, y él nos dijo que ha visto muchos estudiantes que no reciben la atención apropriado por sus estudios.  Luis aún nos dijo que en sus programas para los estudiantes después de la escuela, los niños no quieren volver a sus propias casas porque no están recibiendo la ayuda que requieren.  Nos explicó que muchas de los padres no tienen la capacidad de ayudar a sus hijos. Muchas veces están trabajando para que puedan apoyar la familia, y así no les queda el tiempo apropiado. Además, hay muchos casos en que ellos no entienden el ingles; y aún si tuvieran tiempo, no podrían ayudar. Por eso y el hecho de que muchos hablan solamente el español en casa, los estudiantes no se acostumbran ni entienden la importancia de aprender el idioma, y el nivel del inglés se limita.  Subsiguientemente, ellos están limitados a su barrio hispánico y pierden más oportunidades de afuera.
Una organización de Hartford que trate con este problema es el Hartford Youth Scholars Foundation. Este programa se enfoca en ayudarles a estudiantes de Hartford que son en la escuela primeria para mejorar sus niveles de educación. En hacer esto, la organización espera que los estudiantes puedan asistir escuelas secundarias independientes. Estos tipos de escuelas tienen mejores índices de graduación y asistencia en las universidades. En hablar con Christian Guerrero, el director del programa, la importancia de los padres en la educación de sus hijos es evidente. Dijo que hay muchos estudiantes en Hartford que tienen padres inmigrantes que no necesariamente hablan ingles; esto presenta un obstáculo en la educación de sus hijos. Pero Christian muestra una esperanza que fue diferente de lo que Luis nos dijo; aseguró que hay muchos padres en esta ciudad que quieren ayudarles mucho. En su programa, el rol de los padres es vital a la aceptación a la organización. Hacen entrevistas con los estudiantes y los padres para ver si los estudiantes tienen el apoyo de su familia. También, este programa tiene clases y talleres para las padres en muchos áreas, como un ensenando del aspecto financiero de la educación de sus estudiantes. Estos programas ayudan a los padres, usualmente inmigrantes, y sus estudiantes entender los sistemas escolares. Con los sistemas de poder, esto no habría ser possible como resultado de su lenguaje, su etnia, y su clases social. Esto tipo de programa provee oportunidades para los padres y estudiantes que no tendrían como resultado del obstáculo cultural.
Otra barrera por los estudiantes en las escuelas es la preservación del español. Es importante aprender ingles pero hay una cultura en las escuelas que impide la expresión latina. Cuando fuimos a la escuela de Maria Sanchez, hablamos con muchos estudiantes latinos que no querían hablar en español. Tratamos de mezclar los dos idiomas pero la mayoría se callaron cuando hablamos en español. Nos pareció que les dio vergüenza hablar en español con nosotros; es como si fuera raro hablar español en la esfera académica. Mientras este deseo de hablar ingles es en opuesto de la situación del hogar, parece que no tiene un efecto duradero por los estudiantes; este rechazo de español existe en la escuela, pero la mayoría de la gente en la calla habla español.
Parece que la solución obvia es la educación bilingüe. Los estudiantes pueden preservar la idioma y la identidad latina de sus padres, mientras también pueden aprender ingles en una manera más efectiva. El sistema monolingüe da a los estudiantes una dicotomía falsa; tiene que escoger entre las oportunidades de afuera con el ingles o la aceptación de la comunidad latina. El sistema educativo presenta la situación como si fuera una elección porque no entienden la importancia del idioma en las culturas. Se piensa que la comunidad latina pueda cambiar y perder el idioma para entrar la cultura popular. En verdad, esta solución no respeta la preservación de la cultura e ignora el éxito y las oportunidades de una educación bilingüe.
En “The Schooling of Latino Children” por Moll yRuiz, se proponen posibilidades alternativas a la educación bilingüe que ha existido en los sistemas escolares de nuestra país. Unas importantes son “interethnic coalitions” y “transnational dynamics” (Moll y Ruiz 370). Estos sistemas brincan diferentes comunidades para proveer a las familias y estudiantes inmigrantes o bilingües la habilidad de aprender de su propia cultura mientras aprender ingles en la escuela. Pensamos que estos dos programas existen en Hartford. Un buen ejemplo es Mi Casa Community Center. Este programa deja que los estudiantes de familias inmigrantes o bilingües aprendan su propias culturas. Hay programas culturales, como baile folclórico. Además, hay programas para los padres también. Otro ejemplo en Hartford es Guakia. Guakia es una organización que provee clases bilingües y clases de arte que les enseñan a los estudiantes de su cultura.

Leave a Reply