Return to Team 5

Nación e identidad cultural: En busca de la felicidad

En el artículo The Puerto Rican Diaspora, Carmen Teresa Whalen dijo que en los Estados Unidos hay más de cuatro millones Puertorriqueños. Sólo en Hartford hay más de 90 000 Puertorriqueños, según el artículo de Micheal Sacks “Suburbanization and the Racial/Ethnic Divide in the Hartford Metropolitan Area” aprendemos en Hartford solo que hay más de 90 000 Puertorriqueños.

Absolutamente aterrorizadas, nos conseguimos tomar una foto de los mujeriegos en nuestro derive al Park Street.

 Nosotras decidimos buscar esos Puertorriqueños y tomamos un derive alrededor del área de Trinity College, pero nos encontramos con algunas problemas. Tres chicas paseando por el barrio desconocido fue un montón de diversión para los residentes locales que parecen de estar disfrutando “halagador” a nosotras con todos tipos de adjetivos.

mimi

Mimi, quien hace las tortillas de huevos en Mather hall, sirve a un estudiante su comida deliciosa. Sammy, su compañero de trabajo que también es puertorriqueño, desea que podría comerse la tortilla de huevos.

Volvimos a Trinity College y hablamos con Mimi, una trabajadora en nuestro comedor que no estaba sorprendida por lo que nos pasó y tenía el mismo problema cuando ella estaba viviendo en Hartford. Dijo que las cosas son aún peores en Puerto Rico, especialmente cuando se trata de las políticas y las drogas. Sammy, un compañero de Mimi, que también nació en Puerto Rico, está de acuerdo, pero también él destacó que Puerto Rico tiene un lado bueno, especialmente cuando tienes familia allí. Mientras estábamos en el centro de Hartford, hemos escuchado una chica que habló en español y decidimos hablar con ella.

Ella es una estudiante en UCONN que vive en Naguabo, en la costa del sureste de Puerto Rico. Amalia dijo que en términos de felicidad y diversión, Puerto Rico es mucho mas divertido y hay mas oportunidades para hacer todo lo que quieras en cualquier parte de la isla.

IMG_3720

En nuestra derive a Downtown Hartford.

 Ya que es tan pequeña que toma 3 horas para llegar de una esquina del este hasta la otra esquina del oeste. Esto se diferencia a Estados Unidos, que es tan grande que puede confundir. Mimi no tiene planes de volver a Puerto Rico jamás, ella ama la vida aquí tanto que ella misma se considera “Americanizada“.

bruno

Bruno, el dueño, pareciendo pulcro en su barra. Es de Puerto rico y ha estado viviendo en los Estados Unidos durante trece años.

Nuestro otro entrevistado, Bruno el dueño de un bar, dijo lo mismo acerca de sí mismo. Dijo porque está casado con una mujer americana se considera multicultural, pero aun mas americanizado. Él piensa que Latinos, en comparación con otros grupos étnicos, en general mucho más fácil y más rápido pierden su identidad y su cultura. Pero Mimi no dejará sus niños olvidar de dónde viene. Aunque ella prefiere hablar mas Inglés que Español, dice que todos sus hijos entienden a español y siempre se celebran grandes fiestas puertorriqueñas. Los entrevistados, a menudo cambiarían de español a inglés que es un ejemplo de esta “americanización.”

Ambos coinciden en que su vida se mejoró en Los Estados Unidos porque aquí tienen más oportunidades de educación y más trabajo, mejor seguridad y mejor asistencia médica.

tap

El cielo para estudiantes de Trinity cada martes y jueves.

 

Amalia concuerda y quiere continuar su carrera en los Estados Unidos, pero no en Hatford. Debido que Puerto Rico es una isla tan pequeña y hay tantas personas buscan la misma posición cuando aquí en los Estados Unidos hay muchas mas oportunidades para encontrar empleo. Pero una cosa que Mimi, Sammy, Amalia y Bruno extrañan es la clima agradable y cálida, especialmente durante el invierno largo y frío.