↑ Return to Griha Singla y Yuki Li

La necesidad de tener un balance de educación bilingüe

Aprender un nuevo idioma no es un proceso fácil. Muchos niños de Hartford están enfrentando este desafío de aprender un nuevo idioma.  El sistema educativo de Hartford recientemente ha eliminado la educación bilingüe casi completamente menos en unas escuelas como María Sánchez que siguen con sus programas bilingües. Muchas autores que estudian la educación bilingüe dicen que la eliminación de la educación bilingüe es una forma de “educación sustractivo,” donde en el que los niños hispanohablantes se sienten inferiores a causa del ambiente desventajado. Por ignorar la existencia de hispanohablantes, el sistema de la educación intrínsecamente presenta la cultura latina como menos importante que la cultura estadounidense.  Esta falta de educación bilingüe no ayuda a los niños hispanohablantes.  Por ejemplo, la proposición 227 terminó la educación bilingüe en California y como resultado no se ha mejorado la diferencia de rendimiento entre los estudiantes hispanos y estadounidenses (Gándara 350).  Nosotros creemos que la educación bilingüe debe ser seguir siendo incorporada en el sistema educativo de Hartford, pero al mismo tiempo, no es siempre la mejor opción para todos.

Los programas bilingües sirven como una manera de facilitar la transición desde el hablar español con fluidez a ser bilingües.  Una profesora del sistema educativo en Hartford nos contó que el gobierno eliminó los programas bilingües totalmente en las escuelas secundarias y estos cambios han sido desastrosos porque la mayoría de la población estudiantil de Hartford es hispanohablante.  Eliminar estos programas es negar las necesidades de los niños.  (AUDIO) Además, como ya sabemos que Hartford tiene muchos inmigrantes recién llegados, para algunos de ellos, la cultura estadounidense es complemente ajenos para ellos. Ellos no hablan ni una palabra de inglés. (AUDIO) Pues, para entrar la escuela secundaria sin el conocimiento básico de inglés, ellos no van a pasar los exámenes y las pruebas estandarizadas; como resultado, contribuyen a la estadística que dice que los latinos no tienen buenos rendimientos en la escuela.  Por estas razones, reconocemos la importancia de re-implementar la educación bilingüe en las escuelas hartfordenses porque es una manera de ayudar a los niños que no hablan inglés.

Hay una necesidad de tener un balance entre la educación bilingüe y clases que se enseñan solamente inglés porque a veces hay una dependencia en un idioma u otro. (AUDIO) Por ejemplo, hay niños que se sienten muy cómodos en hablar español en su clase bilingüe, y por eso, constantemente hablan puro español y como resultado, aprenden lentamente el inglés. Sin embargo, creemos que la educación bilingüe no es para todos.  Hay estudiantes que, por sus propias experiencias, deciden tomar clases solamente en inglés.  Una compañera nos contó que ella es bilingüe y cuando era niña, tomó clase en puro inglés.  Ella dice que las clases en inglés no siempre son malas y al contrario, le facilitó el aprendizaje del inglés más rápido que sus hermanos que asistieron clases a bilingües.  En el caso de nuestra compañera, las clases de inglés funcionaron mejor porque tenía una situación en la cual sigue hablando español  fuera de las clases.  Sus familias y sus amigos le hablan en español, y pues, ella es bilingüe.  Al contrario de lo que dice Gándara, sin la educación bilingüe, no se tiene que perder el español.

La re-implementación de la educación bilingüe sola no puede cambiar las realidades que enfrentan a los niños hispanohablantes.  En los años anteriores cuando había programas bilingües, las escuelas seguían tenido los rendimientos bajos de los estudiantes hispanos.  La incorporación o la falta de educación bilingüe no es la única causa de este fracaso; la estructura de los sistemas de educación en los Estados Unidos tiene más que ver con la identidad política y la relación entre el grupo dominante y minoritario (Ponce y Kramer, 276).  Así que hay otros factores que forma parte de este “educación sustractivo” que existe para los niños hispanohablantes.  Autores atribuyen los problemas de la educación hispano a la situación socioeconómica, la enseñanza que reesfuerza la superioridad y la inferioridad de culturas diferentes, las faltas de entendimiento de las culturas diferentes de los profesores, y los recursos limitadas que reciben las escuelas (Molly y Ruiz 367).

Gándara propuso la idea de que sería bien si tenga un programa dual para hispanohablantes y los que hablan inglés para cambiar el sentido que el ingles es superior (Gándara, 354).  Sin embargo, ella no habla de los aspectos negativos si los sistemas educativos implementan estos programas.  Ahora,  los que enseñan la educación bilingüe en su mayoría del solo están refiriendo al inglés y español.  Ignora que hay grupos minoritarios que a asisten las escuelas de Hartford que no son hispanohablantes. (AUDIO) Entonces, estos programas niegan otros idiomas de Rusia, Vietnamita, Albania, Bosnia, y China; no existen programas para la gente que habla estos idiomas.  Entonces, esta concentración en inglés y español es “educación sustractivo” para otros grupos minoritarios.  Es injusto que exista un programa bilingüe para los hispanohablantes pero no para otras minorías.

En conclusión, la educación bilingüe es muy importante porque sirve como una manera de mejorar la habilidad de hablar inglés sin una negación de la cultura o idioma.  (AUDIO) A mismo tiempo, la educación bilingüe no puede ser la única solución para cambiar los desafíos que enfrentan a los niños hispanohablantes. Se tiene que haber “soberanía educacional” a través de la cual comunidad puede crear sus propias infraestructuras para la educación (Molly y Ruiz 368). También, es necesario tener un balance en el sistema educativo, donde implementa la educación bilingüe se implemente con “soberanía educacional” y al mismo tiempo, que se mantenga un ambiente en el cual sistema educativo respete las diferentes culturas de los distintos estudiantes.

Bibliografía:

Suarez-Orozco, Marcelo. 2002.  Latinos Remaking America:  Chapter 18 by Moll y Ruiz: “The Schooling of Latino Children”. University of California Press.

Suarez-Orozco, Marcelo. 2002.  Latinos Remaking America:  Chapter 17 by Gándara: “Learning English in California”. University of California Press.

Capetillo-Ponce y Kramer: “Politics, Ethnicity and Bilingual Education in Massachusetts”

Leave a Reply