↑ Return to Griha Singla y Yuki Li

La Relación Cíclica entre la Comunidad y el Capitalismo

Nosotros caminamos por una calle en Hartford, hablando con los dueños de tiendas y restaurantes. Las historias de estos negocios son fascinantes; en el pasado, la calle Park tenía muchas tiendas puertorriqueñas donde se podían comparar comida, ropa, y otras cosas así.  Era un tiempo cuando los puertorriqueños pasaban tiempo con puertorriqueños y peruanos con peruanos.  Sin embargo, esta manera de vida ha cambiado y se la refleja en la comunidad de negocios en la calle Park. Como dijo un dueño, sus clientes son de todas etnias: los negros, los dominicanos, los puertorriqueños, todos. (AUDIO) Según Miranda Joseph, la formación de esta comunidad que todas comunidades, depende en el capitalismo (Joseph 2002, 9). Es que la comunidad, en una manera, fue construida por los prácticos de consumo y producción. Sin embargo, después de entrevistar unos dueños en Hartford, encontramos que esta explicación no dicta exactamente la construcción de la comunidad en Hartford; el capitalismo y la comunidad tienen una relación recíproca y cíclica. Por un lado, la gente y sus costumbres han tenido impacto en la formación de la comunidad. Como dijo un dueño de un negocio peluquero, la comunidad vino primero y los negocios llegaron más tarde para cumplir las necesidades de la comunidad.  (AUDIO)  Por el otro lado, los negocios, y entonces, el capitalismo, ayudan a apoyar la comunidad socialmente.

La mayoría de los negocios que se ubican en Hartford son pequeños y familiares, y son propiedades por familiares.  Se conocen los dueños. Es la misma familiarización que los dueños utilizaban para mantener clientes, y para tener un negocio exitoso. Por ejemplo, la dueña de la peluquería no está preocupada por la crisis económica de hoy porque sus clientes son fieles; la crisis ha causado un pánico en todo el país, pero ella tiene confianza en la gente de su comunidad. (AUDIO)  Parece que la gente de la comunidad salva los negocios; la comunidad tiene el papel dominante en esta relación, y no es la primera vez. “The Nation in the Diaspora” explica que los puertorriqueños en Nueva York en las décadas anteriores se organizaron a través de los intereses sociales como organización de béisbol y las iglesias (Duany, 2002, 189). No se necesitaba la ayuda de negocios para formar comunidades. Los puertorriqueños que vivían en Hartford hicieron lo mismo porque según José Cruz en su libro de “Identity and Power”, el béisbol tenía un rol muy fuerte en la socialización de los puertorriqueños en Hartford (Cruz, 1998, 77).

La comunidad apoya los negocios, pero al mismo tiempo, el capitalismo también ayuda a formar la comunidad. Según una dueña de un restaurante, los negociantes participan en los eventos culturales de Hartford haciendo servicios de comida y dando donaciones. (AUDIO) Los negocios de Hartford juntan la comunidad porque ellos tratan de ser accesibles a todas etnias; no solamente venden un tipo de producto para una sola etnia, sino que tratan de incorporar una población tan diversa como posible. Estos eventos ayudan la interacción entre la gente de etnias diferentes, para destruir la idea que ya mencionamos: los dominicanos solamente pasan tiempo con otros dominicanos, etcétera. Es una manera de conectar con la comunidad y en una manera, la gente llega a ser consumidor de estas cosas culturales. Por ejemplo, la gente compra comida puertorriqueña y entonces, experimenta la cultura puertorriqueña. Es exactamente el mismo capitalismo del que habla Joseph en su libro, el capital cultural; es una manera de vender y comprar cultura, y muestra cómo los negocios apoyan la comunidad.

SAMA (Spanish American Merchant Association) también había tratado de cambiar y mejorar la ciudad con las reconstrucciones de las calles, de usar dinero del gobierno para ‘vender’ cultura. Ahora, las calles son como San Juan. Sin embargo, no creemos que sea una idea buena de tener una calle puertorriqueña sin tener otras calles como otros países. La mayoría de los negociantes de Hartford vienen de la República Dominica y otras partes del Latinoamérica, y entonces, parece que el gobierno, por SAMA, solamente reconoce la importancia de la cultura puertorriqueña. Este favoritismo reesfuerza la inferioridad que sienten otras etnias en Hartford, y la jerarquía que discutimos en nuestro blog: “El Otro Dentro el Otros: Los puertorriqueños en Hartford.” A crear una calle puertorriqueña es hacer un daño a la dinámica de la relación entre etnias y la cultura en Hartford.

Esta jerarquía, según Joseph, con la idea que capitalismo es la razón por la que las comunidades se forman, destruye la visión romántica de la comunidad. El sentido de pertenecer o ser parte de cierto grupo, un sistema de apoyo y otros sentimientos confortables no existe en su visión de la comunidad. Sin embargo, no estamos de acuerdo con Joseph que la comunidad romántica no existe. Los argumentos de Joseph, que dicen que la unidad no es posible en realidad, hablan de la comunidad homosexual, un caso diferente a la de Hartford. Las diferentes etnias latinas en Hartford tienen pasadas similares, la misma lengua, y experiencias parecidas. Sin embargo, aunque ella tiene la razón de que comunidad depende de el capitalismo, este aspecto negativo, no debe destruir las ideas positivo que tiene la gente de la comunidad. Si ellos guardan estos aspectos positivos, la visión romántica de comunidad existiría. Cuando la gente deja de sentir parte de comunidad, la visión romántica de comunidad dejará a existir.

Bibliografía

Cruz, José. Identity and Power: Puerto Rican Politics and the Challenge of Ethnicity.

Philadelphia: Temple University Press, 1998.

Joseph, Miranda. Against the Romance of Community.

Minneapolis: University of Minnesota Press, 2002

Duany, Jorge. 2002. The Nation in the Diaspora: “The Reconstruction of the Cultural Identity of Puerto Rican Migrants”. Chapter 8

Leave a Reply