↑ Return to Jahns’ Blog

La Comunidad Brazilera

Los inmigrantes brasileños de la calle de Park Street y del área de Hartford conjunto tienen experiencias muy poderosas. Al tratar de resumir mis entrevistas para hablar sobre un grupo en general, me di cuenta de que sus historias no se pueden aplicar exactamente a las experiencias de toda una población étnica, sino que pueden arrojar luz sobre las complejidades relacionadas con la emigración a un país extranjero. Estas complejidades se hacen claramente visibles con los enfrentamientos entre las jerarquías raciales estadounidenses y brasileños, el tipo o el grado de racismo que es muy diferente en estos dos países, y el cambio drástico en el estilo de vida que viene con emigrar a los Estados Unidos.

Al hablar con las tres personas que entrevisté, todos los cuales eran de la clase trabajadora, ellos describen que eligieron emigrar a los Estados Unidos debido a razones económicas y políticas. Isias, que tenia 28 años del sur de Brasil tuvo un sueño, el explicó. Él vino aquí con la esperanza de tener una casa y crear una familia. Quería encontrar un buen país porque su economía en Brasil no fue buena y para él la elección perfecta era América. La política y económica de Brazil demuestra un cambio drástico. (Isais 01) Este cambio es debido a su transición a la democracia y su aplicación drástica de la economía neoliberal. Estas transiciones afectó la clase media de Brasil y dejó gravemente a la nación inestable por un tiempo, dejando muchos buscando repertorios diferentes y opciones en otros países.

En términos de migración en cadena, o ‘chain migrations’, no todos ellos tenian personas en los Estados Unidos para recoils. Marcia vino aquí sola. Ella había estado en los EE.UU. durante diez años y dijo que llegó a los EE.UU. para intentar una nueva y mejor vida. Cuando se le preguntó acerca de las ventajas que ella considera que recibe aquí que ella no recibió en Brasil, ella afirma que ella tiene un mejor trabajo que significa mejores ingresos. Gustavo y Isaías expresaron sentimientos similares y expresaron la sensación de que en Brasil no tendrían la oportunidad de ascender en su clase social. Ellos de alguna manera reconocieron y aceptaron el velo de la meritocracia y creen que lo mas que ellos trabajan, lo mejor será la ganancia.

Después de hablar con ellos acerca de los Estados Unidos, les pregunte acerca de su identidad aquí en los Estados Unidos. Isaías se consideraba Brazileño-Americano y declaró que no es ni latino ni hispano. Explicó que hablaba portugués y que encantaba hablar español, pero no se identifica como latino, usando su lenguaje como una forma de diferenciarse de los otros grupos. Gustavo también se vio a sí mismo como un brasileño. En contraste, Marcia expresó que se consideraba Latina-Americana. Aunque ella me dijo esto, cuando le pregunto acerca de cómo ella ve a los latinos o hispanos en Hartford, transmitió que son diferentes, diferentes en términos de cultura e idioma. Cuando ella dijo: “Para mi somos iguales pero diferentes.” Esta cita me recordó de el “fetiche de la igualidad”, que expresa una cierta paradoja de la igualdad y superioridad al mismo tiempo. Isaías también transmitió un sentimiento de unidad e igualdad entre sus hispano ‘hermanos’, su ‘sangre’, aunque sintió la necesidad de diferenciarse de ellos un par de preguntas antes, cuando se le preguntó sobre su identidad.

Marcia, Isaías, y Gustabo estuvieron todos acuerdo que su clase social aquí en los Estados Unidos es mucho mas mejor que las que habían tenido en Brasil, lo que sugiere uno de los muchos factores principales que contribuyen a su residencia permanente en el país. Isaías lo describe “como un grano de arena en un gran océano de los inmigrantes”. Sin embargo, afirma que ha definitivamente más esperanza aquí en subir la escalera social, porque cree que hay más opciones a su disposición. Cuando se les preguntó a todos y si querían regresar a Brasil para quedarsen a vivir, habia un acordó por unanimidad que les gustaría volver y visitar a la familia e ir por el tiempo de vacaciones, pero expresaron el deseo de volver y seguir viviendo la vida que tenien aquí. Es muy interesante en explorar todos los factores que contribuyeron a esta decisión, la prosperidad económica es uno de ellos.

Cuando les pregunte sobre el racismo en los Estados Unidos y el racismo en Brasil, recibí diferentes respuestas entre los tres entrevistados. Isaías respondió diciendo que si había racismo, que lo hay en todo el mundo, incluso en Brasil, pero mucho más aquí en los Estados Unidos. Marcia declaró que ella no cree que existe el racismo en Brasil o en los Estados Unidos debido a su propia experiencia y la falta de ser discriminada. En Brasil, ella expreso que hay aceptación entre el blanco y negro. Gustavo no creyo que habia racismo aquí en los EE.UU., pero si creia que habia un poco en Brasil. En el intento de vincular estas respuestas, me di cuenta de que la experiencia de cada persona es diferente, pero un denominador común que todos comparten es una cierta conciencia del racismo al venir a los EE.UU.. Los EE.UU. es más directo y visible con su racismo, mientras que en Brasil es más cordial. Estas personas ven esto y eso juega un papel importante en su experiencia aquí como inmigrantes tratando de descubrir una identida que contrasta la que utilizan o utilizaron para identificarse en Brazil.

Por último, cuando se enfrentaron a preguntas sobre los norteamericanos y los portugueses, para ser capaz de señalar ciertas perspectivas sobre el “Otro”, Marcia, Isaías y Gustavo expresaron su profundo fervor y reconocimiento por los Estados Unidos. Marcia dijo: “Creo que son personas buenas. Habrieron un espacio para gente venir “. Reiteró que le debía una gran cantidad de los Estados Unidos por el tipo de vida que tiene ahora. Cuando hablaron sobre Portugal, los tres expresaron que el portugués de Portugal era muy diferente de el portuguesa hablado en Brasil y creían que su cultura era también muy diferente. Isaías declaró, “El portugués se considera superior porque Brasil, el mundo le encanta el Brasil por su Amazonas y la naturaleza.” Con estas respuestas yo sentí una cierta necesidad en los brasileños no identificarsen con Portugal y tal vez fingir que eran y son completamente independientes de ellos. Este afán de algunos podría tener una conexcion en relación con el colonialismo.

Debe ser demostrado que cada inmigrante brasileño que llega o ha llegado a los Estados Unidos no pasan por las mismas experiencias que Marcia, Isaías y Gustavo han pasado. Aunque esto es cierto, sus experiencias individuales describen un viaje en el que cual muchos inmigrantes brasileños pasan por en decidiendo emigrarsen a los Estados Unidos. Dejar su país con la esperanza de una vida mejor, muchos experimentan un mayor ingreso y deciden quedarse permanentemente, por tener la creencia de que la movilidad social es más tangible y realista aquí en los Estados Unidos. Cuanto más tiempo en el estado, lo más su identidad racial y nacional está en conflicto mientras ellos sienten la necesidad de diferenciarse entre los otros inmigrantes que no hablan su mismo idioma. Esta experiencia de los inmigrantes es una que viene con la realización de las diferentes interpretaciones de la raza, el racismo, la identidad, y la clase, junto con la forma de lidiar y aplicarlo a una constante evolución de sus identidades individuales.

Intrevista con Isais

Intrevista con Marcia

Intrevista con Gustavo

Leave a Reply