↑ Return to Jose Lopez's blog

Entrevista con Adela y su ciudadanía

En los investigaciones que hice para esta semana de las diferencias entre ciudadanos y los quien no son ciudadanos aprendí mucho de, la señora que en su solicitud le refiero a ella como, Adela y su ciudadanía en los EE.UU. Muchos inmigrantes de Europa  y Latino América vienen a los EE.UU.  para mejores oportunidades en el trabajo, para que sus niños tengan un educación buena, y para que poco a poco subir la escalera socioeconómica. También quería ver si ciudadanos usan su ciudadanía o si los ilegales participen más, o si son iguales en el sentido de ser parte de su comunidad y la nación. Adela y yo hablamos de las diferencias en las situaciones entre estos sujetos sobre los inmigrantes que obtuvieron su ciudadanía y los ilegales que vienen a este país, y también sobre las similitudes.

Muchos inmigrantes vienen a este país esperando que las situaciones económicas sean mejor que los problemas que enfrentan en los países de origen. La mayoría de las personas que vienen de Latino América cruzan la frontera entre México y los EE.UU. sin papeles y con la ayuda de un coyote, cuyo le das dinero para ser dirigido por caminos naturales y peligrosos. Cuando inmigrantes ilegales vienen al país a veces por la puerta de entrada o por otra manera, toma casi seis años para hacerse ciudadano/a o más que seis si tienen miedo de las consecuencias de descubrimiento. Lo opuesto ocurre para la mayoría de los europeos que vienen a este país por el proceso que todavía es largo pero no es difícil. Adela, quien es portugués, vino a los EE.UU. con papeles y su residencia para trabajar inmediatamente. Dijo que aunque el proceso para registrarse con papeles no era difícil, tomó casi tres años para obtenerlos, medio tiempo de lo que alguien de Latino América normalmente espera. Adela tuvo que venir a los EE.UU. con papeles, un trabajo, y una casa esperándola cuando llego, casi asegurando su salud y prosperidad. Muchos ilegales vienen con nada y viven, al principio, con familia o amigos que emigraron antes. Aunque estos dos tipos de persona vienen a este país de diferentes maneras los dos tienen mucho en común. Le pregunte a Adela si ella piensa que usa su ciudadanía en otras maneras políticamente o socialmente, y respondió que no podía pensar en ninguna situación donde lo usa en esa manera. Inmigrantes legales e ilegales vienen para libertad y otros beneficios para ellos y sus hijos, como la educación.

El sistema de educación en los EE.UU. es valorado entre los inmigrantes que vienen de países donde no es una opción disponible para todos, o simplemente no tienen los medios para recibir una educación secundaria. Inmigrantes ilegales se enfocan mucho en la educación que puede recibir su niño pero sin papeles es difícil conseguir becas para la universidad o para recibir cualquier forma de  educación formal. Adela no tuvo este problema con sus hijos porque tuvieron alguna forma de educación y completaron en la universidad. En muchos casos de inmigrantes, en general, cuando los niños estudian en un nuevo país enfrentan la barrera del idioma, especialmente si se crecieron mucho tiempo en el país de origen. Estos dos obstáculos de educación, le hace daño a la educación que no recibe los niños y no son dispuestos a subir la escalera socioeconómica. Sin la educación o con nada más que la diploma de secundaria uno tiene que ganar dinero de cualquier manera, muchas veces en factorías para los que no tienen papeles.

Le pregunte a Adela si había en algún memento en su vida que ha tratado a un inmigrante ilegal diferente o simplemente si no se junta con ilegales. Me dijo que no ha cometido actos de discriminación y no ve a personas o su comunidad así pero ha visto casos de discriminación en el trabajo. Ella ha visto que los trabajadores ciudadanos le han hecho burla a los ilegales, o inmigrantes de nueva llegada, por su inhabilidad de hablar el idioma perfectamente. También se dio cuenta que los ilegales se quedan en trabajos menéales y los demás pueden subir a posiciones mejores. En su último trabajo, Adela me dijo que su compañía no dejaba ningún ilegal trabajar ahí, ni en los posiciones bajas. Es imposible pensar que con todo esto, y más la asustada de ser descubiertos y deportados, inmigrantes ilegales todavía vienen en grupos grandes cada año a este país de oportunidad.

En conclusión, Adela y otros ciudadanos como ella benefician más porque son legales pero viven vidas similares. Aunque le caí mal hacer ayudas para los ilegales. Ella dice que el gobierno de los EE.UU. no está haciendo la cosa correcta. Ella piensa que el gobierno debe de deportar los ilegales totalmente o que les den amnistía a todos. Adela, como ciudadana, no le gusta  que tiene que pagar por cosas como el bienestar y el desempleo de los ilegales o los demos quien están en ese categoría.

Intrevista con Adela pt1

Intrevista con Adela pt2

Insurance

Leave a Reply