El capitalismo y los negocios

“…Community is complicit with capitalism and also that communities, through capitalism, are complicit with each other,” dice Miranda Joseph de la enlace entre los dos. [1] Aunque el capitalismo pinta imágenes de lo inconsciente y la competición de los puros negocios mientras la comunidad trae imágenes de cooperación, igualdad y lo común, la calle Park demuestra las conexiones fuertes entre la comunidad y el capitalismo. Primero, el capitalismo permite a toda la gente de grupos distintos compartir espacios e ideas. Siguiente, el capitalismo crea la comunidad y hay ciertas prácticas de consumo que nos dan entrada a una comunidad específica. Asimismo, la última parte de la teoría de Joseph dice que el trabajo de las organizaciones comunitarias, como programas sin fines de lucro y organizaciones no gubernamentales, sostiene el capitalismo.

El capitalismo facilita la interacción entre la gente de las comunidades diferentes. Debajo del capitalismo personas de grupos desemejantes se encuentran. Por ejemplo, en la calle Park la mayoría de los empleos son latinos, pero los restaurantes atraen a los clientes latinos y a los de otros étnicos. Los restaurantes ofrecen lo que tienen en común, un producto que la gente de cualquier grupo distinto puede comprar. Hablábamos con dos hombres de negocios que acabaron de comer en La Caridad. Ellos no viven cerca de la calle Park, pero vinieron al restaurante porque trabajan en Hartford y tenían ganas de comer comida latina. Es un ejemplo de la promoción de las relaciones entre grupos distintos por la creación de un lugar que comparten. Por otro lado, Joseph Miranda dice que la comunidad se excluye. La creación de una comunidad es la creación de un “yo” y un “otro.” ¿Hay fronteras entre las comunidades? ¿Se puede atravesarlas? Sí, se puede pasarlas. Con el capitalismo todos son invitados a compartir los productos de la comunidad. Nuestra visita a Aquí Me Quedo afirmó este hecho. Aunque el restaurante crea un espacio puertorriqueño, no se hace exclusivamente latino porque es un lugar de negocios. El dueño está orgulloso que su restaurante atrae a gente de todas partes del estado. En suma, el capitalismo presenta lugares donde la gente de comunidades distintos puede ir.  

Entre el capitalismo y la comunidad existe el enlace de producción y consumo. El capitalismo hace el producto – toma una pieza de la comunidad, la envasa, y la pone a venta. La gente compra el producto y por lo tanto participa en la comunidad. La calle Park es un centro de empresas latinos en Hartford y muchos de ellos vendan productos semejantes. Según Miranda Joseph, el sistema capitalista pide la competición. Por eso, la empresa que venda el producto se identifica más con la comunidad tendrá las mejores ventas. El propietario de Aquí Me Quedo nos dijo que una parte de su rol en la comunidad es de crear una competición entre los lugares de comida. Sin la competición, los consumeros no pueden escoger su restaurante favorito y la elección es una parte necesaria de una sociedad capitalismo. Hay la posibilidad, también, que los dueños de un negocio que venda bienes latinos no son latinos, hasta que los dueños aprecien la cultura; los dueños de Agave Bar and Grill son anglos que pueden vender comida mediterráneo. La mayoría de los dueños de empresas en la calle Park son latinos y escogen vender sus productos como parte de la comunidad latina porque saben que los consumidores de la comunidad los comprarán. SAMA (Spanish American Merchants Association) ayuda fundar y sostener a las empresas. El entrenamiento de computadora, por ejemplo, ayuda a las empresas poner más información y anuncios en la red. El consumo es la base para la identificación cultural; ambos los clientes que ya existen como partes de la comunidad y los clientes que quieren identificarse con la comunidad compran los productos. Asimismo, como resulta del capitalismo y el número alto de empresas latinos en la calle Park, los latinos piensan en la calle Park como el centro de la comunidad.

La conexión entre el trabajo de los programas sin fines de lucro y el capitalismo es sorprendente porque pensamos más en la gente que necesita la más ayuda, no en los negocios. Sin embargo, Joseph describe la manera en cual las organizaciones altruistas sostienen a las empresas y los negocios. Las organizaciones como SAMA dicen que existen para ayudar los negocios en Hartford y que las organizaciones sin fines de lucro ofrecen servicios para ambos las empresas y los ciudadanos. Marisol (la empleada de SAMA) puntualizó que las empresas de la calle Park no pueden funcionar sin los clientes. Entonces, si la organización ayude a todos los clientes de orígenes distintas que puede, podría ayudar el capitalismo. A menos que hay un cambio en los niveles de pobreza, haría mucha menos personas para ir a compras. Además, la “sociedad civil” consiste de las organizaciones cívicas y sociales. Por la voluntad, los sujetos siguen en modelos comunales y de capitalismo. Estos ciudadanos trabajan para una meta o unos valores compartidos. Por ejemplo, SAMA creó una meta compartida por ambos los ciudadanos regulares y las empresas. SAMA ha ayudado a ellos convertirse verde con un cambio de bombillas o un cambio de donde viene la energía. Entonces, SAMA ayuda a todos ser consciente de los temas importantes y este cambio de valores es un ejemplo de cómo las organizaciones sin fines de lucro influye el capitalismo.

Es evidente que el capitalismo influye la comunidad y en Hartford mucha gente dice que el centro de la comunidad latina está en la calle Park. El argumento de Miranda Joseph no ha vuelto la comunidad a algo más artificial ni inmoral; quizás la influencia del capitalismo en la comunidad es buena porque, en realidad, el capitalismo trae a las personas juntas, aún si no tienen mucho en común regularmente. Joseph habla sobre la exclusión de las comunidades, pero el capitalismo permite a las organizaciones y empresas juntarse muchas personas distintas. Los negocios pueden funcionar bien todavía porque el capitalismo no está destruyendo los deseos y sueños de los negocios, sino, en muchos casos, el capitalismo apoya los negocios y la comunidad en que descansan porque el capitalismo permite el intercambio de productos y consumidores con una identidad, lo cual es muy importante en una comunidad.


[1] Joseph, Miranda. Against the Romance of the Community. Minneapolis: University of Minnesota Press, 2002. Page xxxiii

-Cathi & Jess

Leave a Reply